La operación policial está decretada como secreta por un juzgado de instrucción de Palma y el hermetismo sobre la misma es absoluto. | Policía Nacional

5

Ocho kilos y medio de cocaína de gran pureza, algo más de seis kilos de hachís y cinco personas detenidas es el balance provisional de una macrooperación policial realizada en diferentes puntos de la Isla.

Agentes del Grupo I de Estupefacientes del Cuerpo Nacional de Policía están al frente de una importante operación antidroga en la que se ha descubierto que importantes clanes de la Isla han configurado una particular ‘UTE’ (Unión Temporal de Empresas) con el propósito de comprar grandes partidas de cocaína de forma conjunta.

El motivo de dicha unión no es otro que aprovechar la adquisición de droga, al por mayor, a un mejor precio y las rutas de entrada de la droga en el Archipiélago balear. A consecuencia de las medidas sanitarias provocadas por la COVID-19, como el toque de queda, las restricciones de movilidad y una reducción considerable de rutas aéreas y marítimas, los narcos llevan meses con serios problemas para abastecer las Islas con cocaína y heroína de calidad. Por ese motivo, clanes gitanos, dominicanos, colombianos y marroquíes decidieron establecer una central de compras.

La causa está declarada secreta y el hermetismo policial es absoluto. Todas las defensas jurídicas de los arrestados fueron informadas de las detenciones, tal y como marca la legislación vigente, y el juzgado les facilitaron los elementos esenciales del caso para poder ejercer con garantías los derechos de los arrestados.

Los arrestados son tres colombianos, un marroquí y un dominicano, todos ellos nacionalizados en España

Fuentes próximas al caso a las que ha tenido acceso Ultima Hora confirman que la incautación de droga se produjo en dos fases. La primera incautación tuvo lugar en el interior de una conocida empresa de paquetería MRW.

Los agentes del Grupo I de Estupefacientes tenían información fidedigna de que había un paquete con 3,5 kilos de cocaína y de 5 de hachís. Tras recoger la mercancía, los policías rastrearon el paquete y siguieron a los sospechosos. Una vez que llegaron a su piso franco procedieron a su detención.

Unos días más tarde, se produjo la segunda fase de la operación policial. En esta ocasión, el cargamento era mucho mayor que en la primera ocasión logrando incautar unos cinco kilos de cocaína en una entrega rastreada.

Al tratarse de sustancia estupefaciente comprada en origen y de una gran calidad, el importe de la cocaína, según los expertos consultados, la droga incautada una vez adulterada y lista para su venta puede alcanzar un valor en el mercado de algo más de dos millones de euros.

Arrestos
Los tres primeros detenidos, uno de ellos en un municipio de la Part Forana, ingresaron en prisión preventiva. El resto de los arrestados está previsto que pasen hoy a disposición judicial en los juzgados de Vía Alemania.

DESARTICULADA RED QUE INTRODUCÍA COCAÍNA DE OTROS NARCOS A CAMBIO DE DROGA
Hasta 8,5 kilos de cocaína han sido incautados.