El imputado por el homicidio, con camisa blanca, en una sesión del juicio. | Alejandro Sepúlveda

0

La Fiscalía ha decidido mantener su petición inicial de 12 años de prisión para el trabajador de un pub de Magaluf acusado de propinar una fuerte patada en la cabeza a un turista británico que falleció días después.

En sus conclusiones finales durante el juicio con jurado que se celebra en la Audiencia de Palma, la acusación pública ha sostenido que el procesado, un británico que actualmente tiene 38 años, es el autor de un delito de homicidio, a raíz de la agresión producida a las puertas del establecimiento en abril de 2018.

La fiscal también ha reclamado que el presunto responsable de la agresión mortal indemnice a los dos hijos de la víctima con 25.000 euros y con 10.000 euros a sus progenitores.

Inicialmente, la Fiscalía solicitaba el pago de una indemnización por 30.000 euros para la mujer de la víctima, una petición que ha retirado ya se ha comprobado que en el momento del fallecimiento del turista ya estaban divorciados.

Noticias relacionadas

La abogada que representa los intereses de la familia de la víctima ha pedido que se indemnice con 10.000 euros a cada uno de los padres del turista fallecido, 30.000 euros a su exmujer y 25.000 euros a los cuatro hijos menores del joven briánico, dos de ellos biológicos.

El abogado defensor del ex relaciones públicas del pub de Magaluf ha insistido en la inocencia de su cliente, asegurando que cuando se produjo la patada mortal, el hombre se encontraba alejado del turista, que yacía en el suelo. Ha recordado que el empleado le dio un manotazo en la terraza del pub, después de recriminarle su actitud “violenta” con una chica en el interior del local, tal como recogen las grabaciones de las cámaras de seguridad.

Además, el letrado ha subrayado que la ambulancia no trasladó al turista agredido hasta unas cuatro horas después de la presunta patada mortal y que falleció días después en el hospital Son Espases por las complicaciones derivadas de una neurocirugía.
La defensa también pide la absolución del propietario del pub donde se produjo la agresión, acusado de encubrir el presunto homicidio, hechos por los que se enfrenta a 20 meses de prisión.

Se prevé que la vista de este juicio con jurado popular, que arrancó la semana pasada, concluya este jueves con el turno de la última palabra de los dos acusados.