La agresora, Daniela Cardona, custodiada por un policía nacional en los juzgados de Manacor.

8

Óscar Armando falleció al recibir cuatro cuchilladas a manos de su esposa, Daniela Cardona, tras una discusión en el domicilio en el que convivían el año pasado en Manacor. La Fiscalía reclama una condena de 15 años de cárcel para la mujer por un presunto delito de homicidio con la circunstancia agravante de parentesco y que indemnice a los familiares de la víctima con 160.000 euros.

El crimen ocurrió sobre las 22.00 horas del 8 de julio, en un tercer piso de la calle Sant Joan Baptista de la Salle. El ministerio público recoge en su escrito que la acusada, de 31 años y origen hondureño, se dirigió a la vivienda en la que convivía con su marido, ecuatoriano de 32, los dos hijos de ella y un bebé de nueve meses que tenían en común.

La pareja empezó a discutir y, en un momento de la riña, Daniela Cardona cogió un cuchillo de la cocina, de 13 centímetros de hoja, y se lo clavó a Óscar Armando hasta en cuatro ocasiones por la espalda. La víctima intentó defenderse agarrándole del pelo y trató de arrebatarle el arma sin llegar a conseguirlo.

El perjudicado sangraba de forma abundante y huyó para pedir ayuda, pero cayó desplomado en el rellano del segundo piso. Óscar Armando sufrió una parada cardiorespiratoria a consecuencia de las heridas que sufrió por las puñaladas.

La agresora acabó con la vida de su marido delante de sus tres hijos. Uno de ellos, el mayor, realizó una videollamada a su abuela materna tras el crimen y Daniela Cardona confesó: «Mamá, creo que he matado a Óscar».

Noticias relacionadas

La mujer, que fue detenida por la Policía Nacional, se encuentra en prisión provisional desde entonces a la espera de que le notifiquen la fecha de juicio.

MANACOR. ASESINATOS. El hombre que murió tras recibir cuatro puñaladas de su mujer en Manacor
Óscar Armando, en una fotografía de su etapa como conductor de autobuses.