El arresto se produjo en la barriada de Son Gotleu.

1

Dos detenciones en menos de una semana por agredir y amenazar de muerte a los trabajadores de sendos colmados en Palma.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre de origen nigeriano de 30 años de edad, como presunto autor de un delito de amenazas graves. Los hechos ocurrieron en la tarde del pasado lunes, en la barriada de Son Gotleu, cuando mientras los agentes realizaban labores propias de su función y observaron a un tumulto de personas que solicitaban su presencia.

Una vez allí se entrevistaron con las personas congregadas quienes manifestaron que un varón se había personado en un establecimiento, donde ya había tenido problemas con la dependienta con anterioridad, aporreando la puerta y profiriendo amenazas.

Del mismo modo, el pasado domingo, mientras que la dependienta se encontraba en el interior de la tienda, se personó el ahora detenido portando en una de sus manos una botella rota y en la otra un cuchillo. En todo momento no cesaba de gritar, insultar y amenazar de muerte a la trabajadora. Gracias a la colaboración de un cliente la mujer pudo refugiarse y pedir ayuda. Destacar que el agresor esgrimía un cuchillo de grandes dimensiones.

Los agentes acudieron al lugar del suceso, pero el sospechoso ya se había marchado y no lograron localizarlo en las múltiples batidas que se realizaron por la zona. Un día más tarde, una patrulla lo identificó y procedió a su detención como presunto autor de un delito de amenazas graves.

El hombre ya fue detenido la semana pasada supuestamente tras amenazar con un cuchillo a un responsable de otro establecimiento y agredirle, después que le indicaran que esperara fuera del local por cuestiones de aforo.