El acusado, esta mañana junto a su abogado, a la entrada de la Audiencia de Palma. Foto: ALEJANDRO SEPÚLVEDA

0

El hombre acusado por la agresión mortal del cliente de un pub de Punta Ballena (Magaluf) ha negado que le propinara una patada en la cabeza ante el tribunal popular, que lo juzga desde la mañana de este lunes, en la Audiencia de Palma. Paul Lee Waugh, de 38 años y origen británico, que se encuentra en libertad desde el 30 de abril de 2020, ha reconocido que le dio una bofetada en el exterior del local «sin intención de hacerle daño». La víctima, según su versión, cayó hacia atrás. «Es imposible que yo le diera una patada en la cabeza», ha dicho.

Noticias relacionadas

El procesado, que trabajaba como relaciones públicas del establecimiento, ha explicado que la noche del 27 de abril de 2018 se encontraba buscando cambio para la caja registradora y escuchó ruido detrás suyo. La camarera le manifestó que la víctima, Aaron Henderson, norirlandés de 30 años, había agredido a su novia en dos ocasiones. «Yo los vi discutiendo en la barra del bar y, cuando el joven salió del local, lo seguí con la intención de impedir que hiciera daño a su pareja».

Paul Lee ha relatado que intentó agarrarlo para detenerlo, pero el perjudicado tropezó con el escalón del bar de copas y se dio la vuelta para agredirle. «No recuerdo exactamente qué me dijo, pero gritó algo de forma agresiva». El acusado ha declarado que la víctima se acercó hacia él con los brazos en alto y que él le agredió con la palma de la mano izquierda «sin intención de hacerle daño». Aaron Henderson cayó hacia atrás a consecuencia de la bofetada. «Intenté levantarlo, pero vino mucha gente y di un paso atrás. Es imposible que le diera una patada en la cabeza porque me encontraba a sus pies».