El juicio tendrá lugar próximamente en Vía Alemania. | A. Sepúlveda

5

Cinco mujeres, cuatro prostitutas y la dueña de un local de alterne de Palma, afrontan cada una de ellas una pena de tres años de prisión acusadas de robar las tarjetas de crédito a clientes y con ellas realizar distintas extracciones de dinero en cajeros cercanos al club. Antes habían memorizado los números PIN de los varones cuando estos hacían pagos en la barra del bar.

En total consiguieron estafar a las cuatro víctimas 12.883 euros entre los meses de abril y junio de 2018. El juicio tendrá lugar próximamente en una sala de lo Penal de Vía Alemania.

Acuerdo

Según el relato de la Fiscalía, la madame y cuatro chicas, todas ellas de origen extranjero, que se dedicaban a la prostitución en un local de la capital balear se pusieron de acuerdo para estafar a clientes. El modus operandi era siempre el mismo. Se fijaban en el PIN cuando los hombres pagaban con tarjeta alguna consumición en el bar y la memorizaban. Acto seguido una mujer se encargaba de entretener al varón, y mientras otra le sustraía la tarjeta. Tras esto salía del club y en un cajero automático cercano procedía a retirar dinero en efectivo.

El ministerio público acusa a las cinco imputadas de cometer el delito con cuatro clientes. Al primero de ellos consiguieron robarle en abril y a los otros tres repartidos entre mayo y junio. En total se apoderaron de 12.883 euros en distintos reintegros llevados a cabo siempre de madrugada y minutos después de apoderarse de las tarjetas.

La Fiscalía pide para cada una de las mujeres tres años de prisión por un delito de estafa y que de manera solidaria y conjunta indemnicen a los perjudicados en 12.883 euros.