La Guardia Civil ha identificado a varios jóvenes que salían de la casa okupada. | ALEX SEPULVEDA SOLER SEPU]]]]]]]

15

Patrullas de la Guardia Civil han intervenido esta mañana en una fiesta ilegal de numerosos jóvenes en una casa okupada del Camí de Son Bou, en Sóller, que ya fue detectada anoche y que se ha prolongado hasta hace escasos momentos.

Los vecinos alertaron de que oían ruido y cuando una dotación policial acudió, el viernes noche, identificó a dos jóvenes, aunque no abrieron la puerta y los agentes no pudieron entrar.

Hoy por la mañana, la fiesta continuaba y la música y el alboroto se oían desde la calle. Los funcionarios han regresado y han identificado para su posterior sanción a otros invitados a la celebración, que iban saliendo de forma escalonada de la casa.

Se da la circunstancia de que no es la primera vez que los vecinos se quejan de fiestas ilegales en esa propiedad okupada, donde también se han registrado también numerosos incidentes con toxicómanos e indigentes. Algunos de los okupas son violentos.