El hombre, custodiado por dos agentes, camino a la cárcel de Palma. | Policía Nacional

4

El hombre que sembró el pánico el pasado fin de semana en la zona de la Playa de Palma armado con una pistola de balines ya está en prisión. Así lo ha decidido en la jornada de este viernes el juzgado de guardia.

El varón, de nacionalidad española, fue arrestado por disparar con el arma a tres personas y contra vehículos, un establecimiento y dos viviendas en la Playa de Palma y además amenazar a su expareja.

El suceso se remonta al pasado sábado en el barrio de s´Aranjassa, cuando una mujer fue testigo de cómo llegaba un varón con su coche, sacó un arma y disparó contra un local, impactando los balines contra las máquinas del interior del mismo.

Poco después el mismo hombre descargó contra diversos coches, cuatro en total, y contra tres personas que se encontraban en el lugar, que recibieron los disparos en distintas partes del cuerpo, no llegando a necesitar asistencia médica.

Noticias relacionadas

Los investigadores también corroboraron, a través de varios testigos, que el varón había amenazado de muerte a su expareja.