El arma utilizada por el arrestado. | Policía Nacional

1

La Policía Nacional ha detenido a un hombre, de 37 años de edad y nacionalidad española, por disparar con una pistola de balines a tres personas y contra vehículos, un establecimiento y dos viviendas en la Playa de Palma y además amenazar a su expareja.

El suceso se remonta al pasado sábado en el barrio de s´Aranjassa, cuando una mujer fue testigo de cómo llegaba un varón con su coche, sacó un arma y disparó contra un local, impactando los balines contra las máquinas del interior del mismo.

Poco después el mismo hombre descargó contra diversos coches, cuatro en total, y contra tres personas que se encontraban en el lugar, que recibieron los disparos en distintas partes del cuerpo, no llegando a necesitar asistencia médica.

Al conocer la policía de lo ocurrido, llegaron hasta un hombre que había tenido un altercado parecido días atrás tras un episodio de malos tratos con su expareja, que sufrió daños en su vehículo.

Ese mismo sábado, se supo que uno de los coches tiroteados era el de un hombre que en el pasado había mantenido una relación con su exmujer. Asimismo una de las viviendas que también recibió disparos resultó ser la de un varón que envió una solicitud de amistad a través de una red social a la mujer.

La investigación sumó testimonios del entorno del arrestado y estos confirmaron que el hombre había amenazado con anterioridad con acabar con la vida de su expareja y con la suya propia y que días atrás le había disparado a ella, que encontró perdigones en su terraza.

El arrestado está acusado de un presunto delito de daños continuados y amenazas en el ámbito familiar.