Penalva compareció este miércoles por segunda vez en el TSJB después de haberlo hecho en febrero de 2020. Visiblemente más delgado, su declaración en esta ocasión fue bastante breve, de tres cuartos de hora. En la imagen, con su abogado, Javier Barinaga (izqda) . | A. Sepúlveda

3

La Fiscalía renuncia a presentar a los testigos más controvertidos en el ‘caso Cursach’. En un escrito a la Audiencia Provincial ha anunciado su intención de prescindir de la madame, el antiguo testigo protegido 29 y del trilero en el juicio contra el empresario, que aún está pendiente de que se fije fecha para su celebración. Los tres fueron incluidos entre la prueba propuesta en la calificación provisional para el macro juicio, firmada por el entonces fiscal y ahora investigado, Miguel Ángel Subirán. Más de tres años después de que se presentara ese documento, Anticorrupción sostiene ante el TSJB que los tres mintieron durante la instrucción del ‘caso Cursach’ y, en consecuencia, prescinde de cara al juicio de su comparecencia.

La decisión ha sido avanzada a la Sección Primera de la Audiencia que será la encargada del enjuiciamiento de la pieza principal del caso. Por el momento, el tribunal no ha tomado ninguna decisión y lo hará cuando dicte el auto de admisión de prueba. Tampoco hay fecha fijada para el juicio, uno de los cuatro que hay pendientes en torno a la investigación del ‘caso Cursach’ y las causas por corrupción en las policías locales de Palma y Calvià. Sin embargo, está por ver si declararán finalmente la madame y el 29: un buen número de defensas reclamarán esas comparecencias, ahora como prueba de que no existieron los delitos de lo que se acusa al empresario y a varios agentes de la Policía Local de Palma.

En esta pieza principal del caso, la Fiscalía reclama una condena de ocho años de cárcel para Cursach y están acusadas en total 24 personas. La ausencia de estos tres testigos deja muy tocado el relato de hechos que sostenía la acusación inicialmente, en especial las supuestas fiestas de Tito’s a las que asistían policías locales de Palma y las orgías sexuales, cuyo principal sustento eran la madame y el exrecogevasos de la discoteca que luego se convirtió en el testigo protegido 29.

Lo que sí ha resuelto la Audiencia es la petición de retirar al testigo 26, un trilero de s’Arenal, la condición de protegido después de que esté investigado por falso testimonio en el TSJB, en la causa abierta al juez Manuel Penalva y el ex fiscal Miguel Ángel Subirán. Ayer, este extestigo compareció como imputado ante el magistrado Carlos Gómez y se negó a declarar.

Noticias relacionadas

El que sí respondió a preguntas de la Fiscalía y del instructor fue Penalva. Negó haber inducido a mentir al trilero en las cuatro declaraciones sucesivas que prestó en la causa, en las que implicó a un buen número de agentes de la Policía Local en la trama y les acusó de haber recibido favores de parte de Bartolomé Cursach. El magistrado insistió en que la investigación deriva de un complot para hundir la macro causa y llegó a defender la credibilidad de alguno de los testigos más controvertidos, en especial del exrecogevasos de Tito’s.

Segunda declaración

La de ayer fue la segunda declaración de Penalva en la causa en su contra en el TSJB y llega después de que se reabriera para investigar si se indujo a mentir al trilero. La Sala de lo Penal consideró que había indicios de que se proporcionaron datos a este testigo para que los incorporara a su versión. El tribunal, a diferencia del criterio del juez instructor, sí valora como indicio los mensajes del chat que mantenían juez, fiscal y policías del grupo de Blanqueo de Capitales. De ahí aprecia que indicaciones como que hay que repasar las declaraciones del testigo son indicios de ese posible delito. El magistrado imputado negó que se llevaran a cabo este tipo de prácticas y sostuvo que las declaraciones se llevaron a cabo de forma impecable.

Este miércoles están citados para declarar dos de los antiguos policías del Grupo de Blanqueo también para responder sobre las declaraciones de este testigo.