Manuel Penalva, a la izquierda, este miércoles a su llegada a la sede del Tribunal de Justícia de les Illes Balears. | A. Sepúlveda

1

El juez Manuel Penalva declara por segunda vez como investigado en el Tribunal Superior de Justicia. El titular del juzgado de Instrucción 12 se encuentra este miércoles ante el presidente del TSJB, Carlos Gómez, para responder si, tanto él como el fiscal Miguel Ángel Subirán indujeron a un testigo protegido a mentir sobre agentes de la Policía Local de Palma en medio del 'caso Cursach'. El magistrado ya declaró como investigado el mes de febrero de 2020 y entonces negó cualquier irregularidad en la tramitación de la causa y los delitos más graves, como supuestas detenciones ilegales en el 'caso ORA' o en el 'caso Cursach'.

La declaración del magistrado se produce después de que la Sala de lo Penal del TSJB ordenara reabrir la instrucción para valorar esa inducción a testigos a mentir. En concreto, el interrogatorio se centra en la figura del antiguo testigo protegido 26, un trilero de s'Arenal que declaró cuatro ocasiones diferentes y en cada comparecencia incorporaba a nuevos agentes de la Policía Local en sus acusaciones. Los magistrados valoraban mensajes del chat del juez, el fiscal y los policías de Blanqueo, en los que se instaba a que repasara las declaraciones y las fotografías de policías para que luego pudiera identificarlos y planteaba una sospecha sobre si se le dieron datos irreales para que los incluyera en su relato.

Hoy también tendría que haber comparecido el exfiscal Miguel Ángel Subirán aunque su declaración se suspendió después de un informe forense que concluye que no está en condiciones de salud como para defenderse en un procedimiento Penal.

El que si ha estado en el TSJB ha sido el trilero, que ha comparecido este miércoles también como investigado por falso testimonio. Al igual que otros en su misma situación, como 'El Ico', se ha acogido a su derecho a no declarar. El juzgado de Instrucción le ha retirado la condición de testigo protegido a raíz de su imputación y después de que las acusaciones solicitaran poder conocer su identidad. El ahora investigado compareció en el TSJB apenas diez minutos y fue trasladado a la sede judicial desde la cárcel, donde cumple una condena por un delito de violencia de género.

Este jueves están citados para declarar por los mismos delitos los policías del Grupo de Blanqueo de la Policía Nacional.