Los acusados, este martes, en una sala de lo Penal de Vía Alemania.

2

Había cuatro imputados, pero sólo tres se presentaron a la vista celebrada este martes por la mañana en Vía Alemania. Se les acusaba de atracar a una chica en enero de 2018 junto al cuartel de la Policía Local de Palma. Los procesaron admitieron los hechos y aceptaron seis meses de prisión cada uno así como indemnizar a la perjudicada en 1.500 euros.

Además de la pena de cárcel, que quedó suspendida por un plazo de dos años, los tres jóvenes, de nacionalidad española, no podrán acercarse a la víctima a menos de 500 metros ni tampoco comunicarse con ella por un plazo de dos años.

Plan
El atraco ocurrió sobre las 1.00 horas del 3 de enero de 2018. Los cuatro acusados elaboraron un plan para robar el bolso a la víctima, una chica que conocían. Uno de los sospechosos quedó con ella e informó a sus compinches de la ubicación.

El joven la entretuvo hasta que otros dos de los acusados, que iban con pasamontañas, la abordaron por la calle Dragonera. Le dieron un fuerte tirón del bolso, pero no lograron arrebatárselo. Uno de ellos perdió su móvil durante el forcejeo y la víctima se lo entregó al chico con el que había quedado. El presunto delincuente que perdió el móvil regresó al lugar en el que se encontraban y cogió a la joven por el cuello para exigirle repetidamente que le entregara el terminal.

La víctima, defendida por la abogada Tania Siquier, sufrió lesiones en el cuello, así como un ataque de ansiedad y trastorno postraumático a consecuencia de estos hechos.

Inicialmente la Fiscalía pedía un año y medio de cárcel para cada uno de los acusados. La pena de prisión quedó suspendida por un plazo de dos años con la condición de no volver a delinquir en dos años. Además uno de los condenados tendrá que pagar los 500 euros, los otros dos lo hicieron antes de la vista, de la responsabilidad antes de cinco meses para eludir la cárcel.