Imagen de una de las armas intervenidas en Son Sant Joan. | Guardia Civil

13

La Guardia Civil ha intervenido en el aeropuerto de Palma dos fusiles eléctricos de aire comprmidos usados en actividades de airsoft. El dueño los facturó en una maleta sin avisar ni tampoco tener la autorización de Intervención de Armas de la Benemérita.

Las armas fueron detectadas en la inspección que se realizan a los equipajes que se facturan en la terminal de salidas. Los guardias civiles detectaron dos armas largas en una maleta con destino a Luxemburgo.

Los agentes requirieron al propietario para abrir la maleta delante de él y comprobaron que contenía las dos armas. El varón tenía la obligación de comunicar y obtener autorización para poder portarlas con él durante el viaje.

Los dos fusiles fueron retirados y depositados en la Comandancia de Palma y se dará aviso a la autoridad competente por una supuesta infracción administrativa.