La familia británica que ha denunciado los hechos reside en Alaró. | A. Pol

33

Una familia británica que reside en Alaró ha denunciado que la brigada municipal de limpieza y la Policía Local rastrearon a su bebé de 14 meses para multar a los padres por supuestamente tirar mal la basura.

En febrero, los funcionarios municipales detectaron dentro de una papelera de la avenida de la Constitución una caja con residuos orgánicos, papeles y envases. Y también documentación de una menor con su nombre y apellidos, y un domicilio de esa localidad. Los investigadores rastrearon el nombre y confirmaron que se trataba de un bebé de 14 meses, por lo que multaron a los padres con 1.200 euros.

Recurso

Los británicos multados han recurrido la multa porque sostienen que la caja, que en efecto es suya, fue depositada correctamente en un Punto Verde. Además, han mostrado su extrañeza por el hecho de que un bebé fue investigado para poder llegar a sus progenitores y así hacerles llegar la sanción económica.