Imágenes de la agresión. | Youtube Ultima Hora

53

Dos agentes de la Policía Local de Capdepera fueron agredidos el Viernes Santo por un conflictivo clan gitano de la zona en un violento incidente.

Todo comenzó cuando desde la recepción de un conocido hotel, ubicado en la calle Isaac Peral de Cala Rajada, se dio aviso de que una familia muy numerosa estaba montando una macrofiesta generando mucho ruido y molestando a los usuarios del complejo hotelero y vecinos de la zona.

Al llegar la patrulla de la Policía Local y recriminar dicha acción, uno de los cabecillas del clan -viejo conocido de la Policía- comenzó a increpar a los agentes y comenzó a propinar golpes contra las cristaleras de la recepción del hotel amenazando de muerte al personal laboral del complejo. Los policías le pidieron que se pusiera la mascarilla y que depusiera su comportamiento violento. Lejos de tranquilizarse, el ahora detenido, lanzó amenazas de muerte e insultos a la fuerza actuante. A partir de ese momento, los policías se vieron rodeados y fueron agredidos.

Fuentes policiales han confirmado a Última Hora que se trata de una familia muy conflictiva de la zona. De hecho, en los últimos años, ese barrio se ha llenado de traficantes de droga que campan a sus anchas y siembran el miedo entre los residentes.

Los sindicatos policiales vienen alertando de esta situación, generada en buena medida por las políticas de restricción y destrucción del cuerpo policial por parte del alcalde Rafel Fernández. «Hemos pasado de ser una de las mejores policías a cuatro gatos. El alcalde se está cargando la plantilla y ahora somos 22 para cubrir las 24 horas todo el término municipal del pueblo y sus núcleos turísticos», exponen los agentes.

Desde la Policía Local exigen al alcalde un aumento de la plantilla y una mayor implicación por parte de la Guardia Civil para controlar el tráfico de drogas de esa zona concreta, vigilar al conflictivo clan gitano y tratar de recobrar el control de una zona que se ha convertido en una ciudad sin ley.

El vídeo de la agresión se ha hecho viral en redes sociales.