La Policía Nacional detuvo a la pareja el día de San Valentín. | Alejandro Sepúlveda

Tormentosa relación de pareja. El día de San Valentín de 2021 será una fecha que quedará grabada en la memoria de un matrimonio de Son Roca. En menos de 24 horas, ambos miembros acabaron en los calabozos de la Policía Nacional y lesionados.

En torno a las 00.45 horas, varias llamadas alertaron a los equipos de emergencia informando que en un domicilio de la citada barriada había una mujer gritando y pidiendo auxilio. Rápidamente, agentes del Cuerpo Nacional de Policía se desplazaron hasta el lugar del suceso. A su llegada, antes de acceder al inmueble, los agentes localizaron a un hombre, español de unos 30 años, que visiblemente lesionado y alterado confesó a los agentes que su mujer le había pegado.

Según su testimonio, estaba en compañía de su pareja sentimental cuando, por un motivo banal, comenzaron a pelearse. En un momento dado, ella cogió una sartén y comenzó a propinarle golpes con ella en la cabeza. Además, arrancó un marco de madera con clavos y también le golpeó. A consecuencia de la presunta agresión, el hombre presentaba lesiones teniendo que ser atendido.

Cuando los policías accedieron al inmueble, comprobaron que tirada en el suelo había una sartén sin mango y también localizaron el marco con clavos arrancados de la pared. Ante estas evidencias, se procedió a la detención de la mujer por un presunto delito de malos tratos en el ámbito familiar.

Por la tarde del mismo día de san Valentín, la mujer regresó a casa. Una vez allí, varias personas volvieron a llamar a la Policía Nacional para denunciar una pelea de pareja.

A su llegada, los agentes se percataron de que la mujer presentaba algunas lesiones. Al ser interrogado, el marido declaró que su pareja se había presentando en la casa con intención de llevarse el coche. El problema es que ella carece de carnet de conducir y él trató de impedirle que cogiera las llaves.

A partir de ese instante, según la declaración de ambos, se inició otra nueva discusión que acabó a golpes. Finalmente, en esta ocasión, la que presentaba más lesiones visible era la mujer y por ese motivo se procedió a detener al hombre por un presunto delito de violencia de género. «San Valentín tendrá que hacer horas extras», apuntaban los vecinos de la calle.