Los acusados de agredir a policías en Son Banya: «Todos los gitanos nos parecemos»

| Palma |

Valorar:
Policías nacionales frente al poblado de Son Banya.

Policías nacionales frente al poblado de Son Banya.

Redacción Sucesos

«Señor juez. Todo ha sido un malentendido, una confusión. Los señores policías nos han confundido porque los gitanos de Son Banya nos parecemos mucho. Todos llevamos puestas las mascarillas y hasta tenemos alcohol en la entrada del poblado para lavarnos las manos. Nos han identificado por error». Esta es parte de la declaración de algunos de los residentes del poblado de Son Banya acusados de agredir a tres policías durante la detención del ‘Nano’.

Gran parte de presuntos agresores comparecieron en el Juzgado de Instrucción número 9 de Palma donde prestaron declaración en referencia a la causa. Algunos de los implicados en la pelea, con la finalidad de eludir su responsabilidad, cargaron contra los integrantes de otro clan gitano con los que mantienen una gran rivalidad desde hace años. Los acusados contestaron a las preguntas de sus abogados y del letrado Eduardo Luna, representante legal de los policías.

Los hechos se remontan al pasado 15 de noviembre cuando tres policías nacionales fueron violentamente agredidos en Son Banya por casi un centenar de personas. Unos minutos antes, los agentes localizaron por las inmediaciones del poblado a un nieto de ‘La Paca’ con cuatro órdenes de búsqueda e ingreso en la prisión en vigor. Cuando fueron a detenerlo, una muchedumbre acudió a socorrerle y agredieron a los policías. ‘El Nano’ comenzó a propinar patadas y puñetazos a los tres funcionarios policiales. De forma repentina, una turba del poblado comenzó a rodear a los policías. Un grupo de casi un centenar de residentes, algunos de ellos con piedras, comenzaron a zarandear a los agentes. A uno de ellos le pegaron un puñetazo en la mandíbula y cayó al suelo.

Mientras tanto, el resto de los funcionarios recibieron golpes y los coches fueron apedreados. ‘El Nano’ consiguió escapar y refugiarse en el poblado chabolista. A la llegada de las patrullas de refuerzo, los vecinos se dispersaron y se escondieron en sus viviendas. La Policía Nacional puso en busca y captura al nieto de ‘La Paca’. Poco después, más de una docena de acusados fueron detenidos.