Varios policías comentando las imágenes que desmontaban la hipótesis del secuestro. | Julio Bastida

11

Importante movilización de efectivos policiales ante la denuncia de un falso secuestro en Palma. Todo comenzó a media tarde de este domingo en una gasolinera, ubicada entre las calles Aragón y Ter de Palma.

Una chica alertaba a la policía de que había sido víctima de un intento de secuestro y que al no conseguirlo los supuestos agresores habían logrado introducir a otra chica en el interior de una furgoneta blanca y llevársela en contra de su voluntad.

Falso secuestro en Palma

Con suma rapidez, numerosas patrullas de la Policía Local de Palma y del Cuerpo Nacional de Policía se personaron en el lugar para hacerse cargo del caso e intentar esclarecer lo sucedido. Los investigadores de la Policía Nacional visionaron las cámaras del establecimiento y descubrieron que la versión que ofrecía la chica no era correcta.

Resulta que a la estación de servicio llegó una furgoneta blanca -tal y como apuntaba la víctima- pero con tres ocupantes dentro. Dos chicos y una chica se bajaron de la misma, entraron en la gasolinera y la mujer entró en el baño. Poco después, salieron los tres juntos de nuevo y se marcharon de forma totalmente voluntaria y sin que se apreciara ningún tipo de coacción o amenaza.

La policía sospecha que la joven se asustó por alguna circunstancia que le resultó anómala y entró en pánico. De hecho, tuvo que ser atendida por una crisis de ansiedad.

Finalmente, en torno a las 20 horas, se ha desmontado todo el operativo policial. Todo ha sido una falsa alarma.