Agentes de la Policía Nacional y de la Patrulla Verde en una actuación conjunta.

La Policía Nacional irrumpió la noche de Navidad en el interior de una peluquería, ubicada en la barriada palmesana de Son Gotleu, donde se estaba celebrando una fiesta ilegal. A su llegada, los policías localizaron a un importante grupo de personas que estaban bailando, bebiendo e incluso alguno de los asistentes fumando. Los agentes levantaron un total de 12 actas por COVID y otra relacionada con el seguro del establecimiento. La entrada se produjo en torno a las 21.30 horas.

Unos minutos más tarde, en la calle Regalo, también en la barriada de Son Gotleu, los agentes del Grupo 'Alazán' de la Policía Nacional y Patrulla Verde (Policía Local de Palma) detectaron una fiesta de cumpleaños con varios menores incumpliendo las medidas sanitarias. Se levantó un acta de sanción para la organizadora.

Finalmente, a las 23.30 horas, en un conocido bar de Palma los agentes se percataron de que en el interior del local había una fiesta. Tras levantar la barrera se identificaron a ocho personas que estaban bailando y bebiendo. Todos ellos fueron sancionados.