Los hechos tuvieron lugar cerca de la entrada del pueblo. | T. Ayuga

13

Una joven turista, española de 30 años, cayó el pasado sábado desplomada en el aparcamiento ubicado en la entrada de Valldemossa. La chica, que se encontraba con su novio de vacaciones, quedó insconciente y se estaba asfixiando con su propia lengua.

Varias personas alertaron a los equipos de emergencia y una dotación de la Policía Local de Valldemossa acudió en su auxilio. Los agentes pusieron a la víctima en posición de defensa y consiguieron sujetarle la lengua para que no se asfixiara.

Justo en ese momento, llegó al lugar una chica (enfermera) y su padre (médico) quienes al ver la escena corrieron para atender a la joven. Su actuación resultó determinante para lograr salvarle la vida. Una ambulancia del SAMU-061 trasladó a la turista hasta el hospital de Son Espases.