Miquel Arbona se recuperaba ayer de la impresión por lo sucedido. | Aina Borrás

40

Tres encapuchados asaltaron en la noche del miércoles una casa de Sóller y agredieron y ataron al propietario, para robarle. Los delincuentes huyeron con un botín de 10.000 euros en efectivo.

Los hechos, tal y como adelantó la web de Ultima Hora, ocurrieron en una vivienda del Camí de Fornalutx, cuando tres desconocidos se colaron en la vivienda de Miquel Arbona, de avanzada edad.

Muy violentos

Noticias relacionadas

Los intrusos abordaron al propietario y lo redujeron con gran violencia. Le golpearon y amenazaron, y también le ataron para que no pudiera escapar. Miquel recuerda que «hablaban en castellano». Luego, registraron la casa en busca de dinero y joyas o efectos de valor, y huyeron con 10.000 euros en efectivo.

El hombre, como pudo, se liberó y pidió ayuda. Cuando los equipos de emergencia llegaron presentaba heridas y lesiones en distintas partes del cuerpo, debido a los golpes de los asaltantes, y tuvo que ser evacuado hasta el hospital de Son Llàtzer, en Palma. Los médicos le aplicaron las primeras curas y le calmaron, ya que estaba muy afectado por lo que había pasado y aterrorizado por la violencia empleada por los atracadores.

La Policía Judicial de la Guardia Civil se hizo cargo de la investigación y los agentes acudieron a la casa de Sóller, en busca de huellas u otros indicios que pudieran arrojar luz sobre la identidad de los asaltantes. Los agentes tienen la certeza de que el ‘golpe’ estaba preparado y que los autores sabían que el vecino tenía dinero en efectivo en su casa. Por ese motivo, las pesquisas se centran en su círculo cercano.

También se están analizando algunas cámaras de seguridad de la zona que podrían haber grabado la llegada de los ladrones.