Imagen de los disturbios ocasionados durante las protestas. | NACHO DOCE

6

El Ayuntamiento de Barcelona denunciará ante la Fiscalía por delitos de odio las pintadas aparecidas en el centro de la ciudad contra los judíos, en el espacio donde anoche tuvieron lugar los incidentes protagonizados por grupos violentos vinculados a la extrema derecha.

Marc Serra, concejal de Derecho de Ciudadanía y Participación, ha informado este sábado de la aparición de esas pintadas, en las que se arremete contra los judíos y también contra las medidas para frenar la pandemia, además de pedir «stop al Nuevo Orden», una reclamación y denuncia habitual entre los colectivos negacionistas de la epidemia.

Las pintadas se realizaron en la Via Laietana, aledaña al casco antiguo de la ciudad, que alberga centros y negocios regentados por miembros de la comunidad judía en Barcelona.
«Este es el rastro de la presencia de grupos neonazis en las protestas de ayer. Hemos ordenado limpiarlo inmediatamente y lo denunciaremos a la Fiscalía», afirma el concejal en las redes sociales.

Serra expresa «todo el apoyo a las comunidades judías de la ciudad» y resalta: «Barcelona es una ciudad de paz y orgullosamente diversa».

Posteriormente, la alcaldesa Ada Colau ha indicado también en las redes sociales que el ayuntamiento no permitirá «que se instale el antisemitismo ni el odio hacia ninguna de nuestras comunidades».

«Las pintadas fascistas serán denunciadas ante fiscalía por delito de odio e inmediatamente borradas. Todo el apoyo a la comunidad judía», ha resaltado.
El expresidente de la Generalitat Quim Torra, por su parte, ha pedido en otro mensaje que el Govern catalán denuncie asimismo la aparición de las pintadas y ha expresado su apoyo a la comunidad judía.