El antiguo testigo protegido 29, en el Tribunal Superior. | Alejandro Sepúlveda

8

La imputación del antiguo testigo protegido 29 del ‘caso Cursach’ por falso testimonio se traduce en el cierre de causas instigadas por sus denuncias. Un juzgado de Instrucción de Palma ha sobreseído la investigación contra un ciudadano rumano acusado de falso testimonio en uno de los juicios que provocaron una condena por una supuesta agresión al 29. A raíz de este juicio, se denunció a uno de los testigos de descargo por haber supuestamente mentido en el juicio. Otro procedimiento en un segundo juicio también investigaba a media docena de testigos de la defensa.

Ahora se cierran estas causas. En una de ellas, la Fiscalía solicitó el cierre de la investigación después del informe policial que acreditaba las mentiras del testigo protegido y que desvelaba que detrás de su casi centenar de denuncias había una estrategia de acoso contra un ciudadano rumano con el que había compartido piso. El juzgado considera además que su imputación por falso testimonio en el TSJB hace que no quede acreditado que el testigo llegó a mentir en el juicio.

Las denuncias del 29 han dado lugar hasta ahora a tres juicio. Dos de ellos terminaron con condenas a ciudadanos rumanos por hechos que ahora han sido desmentidos por el informe policial que, además, señala que se ocultaron pruebas en esos procedimientos que hubieran minado la credibilidad del testigo.

El testigo 29 declaró hace un mes en el Tribunal Superior y dijo ser víctima de una gran conspiración de la que responsabiliza a jueces, fiscales y policías. Esa declaración llevó a que el juez instructor abriera una pieza separada en la causa.