El testigo 29, imputado en el TSJB por mentir. | Alejandro Sepúlveda - ALEJANDRO SEPULVEDA

9

La defensa del juez Manuel Penalva y el exfiscal Miguel Ángel Subirán quiere entrar en las tesis conspirativas que expuso el antiguo testigo protegido 29. El abogado ha solicitado al TSJB que cite como testigos a cinco jueces y a nueve fiscales, entre ellos la anterior fiscal general del Estado. En concreto pide que se interrogue al fiscal jefe, Bartomeu Barceló y al fiscal Juan Carrau para que aclaren «su posible relación o no con el Grupo Cursach», una tesis alumbrada por el testigo 29 en su declaración como imputado. En ella, para defenderse de los informes policiales que le acusan de mentir de forma sistemática durante años aludió a un supuesto complot de jueces, fiscales y policías para desacreditar sus declaraciones.

Penalva y Subirán quieren que se practique prueba en ese sentido y además ponen la diana de nuevo en la figura de Juan Carrau. También piden que declare el juez Miquel Florit, quien inició la tramitación de la causa y hizo los primeros intentos para que el Tribunal Superior investigara a Penalva y Subirán, si bien fue otra magistrada quien finalmente decidió la remisión al órgano superior.

Parte de las pruebas que proponen Penalva y Subirán buscan defender al testigo 29. Así, ponen en duda que las ubicaciones de las llamadas telefónicas que, según la policía muestran sus mentiras, sean exactas. También plantean que declaren los magistrados de lo Penal que condenaron a ciudadanos rumanos y absolvieron a otro para que respondan a preguntas en torno a esos juicios. Entre otros testigos piden la declaración de funcionarios judiciales presentes en declaraciones, con los que quieren negar que se produjeran presiones a los testigos del caso.

En su escrito, de nuevo plantean que se investigue informaciones publicadas por este diario, en este caso, en torno a la declaración de la madame ante el Tribunal Superior de hace dos semanas.