Jaime Tártalo. | Alejandro Sepúlveda

12

De momento, no. La Audiencia ha rechazado la abstención de los seis magistrados que forman la Sección Primera del ‘caso Cursach’. El auto deja de momento en el aire quién juzgará finalmente la principal pieza de la causa, con 24 acusados y ordena que primero se forme un tribunal de tres miembros y que, a partir de ahí, se examine si existe alguna causa para que alguno de ellos no intervengan.

La redacción de la sentencia del macro juicio le tocó por reparto a la magistrada Rocío Martín. Eso arrastra el proceso a la Sección Primera, que es la misma que ha resuelto más de 150 recursos de apelación a decisiones tomadas durante la instrucción, la mayoría por parte del juez Manuel Penalva. También fue el órgano que aceptó la recusación del magistrado, que ahora está investigado en el Tribunal Superior. Ante esa intervención en la causa, en un paso inédito, todos los magistrados de ese órgano presentaron una abstención conjunta que es lo que ahora ha sido rechazado.

CASO NÓOS
Diego Gómez-Reino.

El auto, cuyo ponente es el presidente de la Audiencia, Diego Gómez-Reino, señala que «ningún sentido tiene» que se abstengan magistrados que «ni tan siquiera van a ser llamados a juzgar esta causa» y tilda de «anticipada y incorrectamente planteada» la petición de abstención. A su juicio, antes se debe pedir opinión a las defensas y acusaciones y la resolución señala que se deberá examinar juez por juez si las decisiones que tomaron durante la instrucción comprometen su apariencia de imparcialidad de cara al juicio.

Se da la circunstancia de que los tres magistrados que rechazan la abstención en bloque de la Sección Primera forman parte de la Segunda, que es la que tendría que asumir el juicio en caso de que prosperara la petición.

En la pieza principal del ‘caso Cursach’ se reclaman ocho años y medio de cárcel al empresario. El juicio está condicionado por las revelaciones en torno a la instrucción de Penalva y Subirán y las acusaciones contra testigos clave en el procedimiento.

El Supremo tramita el recurso de la Asociación de Medios contra el juez Florit

El Tribunal Supremo tramita el recurso de la Asociación de Medios de Información (AMI) contra el juez jubilado Miquel Florit en el ‘caso Móviles’ Es la única de las acusaciones que ha formalizado el recurso contra la sentencia del TSJB después de que el resto, o bien no lo anunciaran, o bien no lo formalizaran ante el Supremo. El escrito de la AMI plantea un único motivo de casación contra la resolución absolutoria porque considera que no se ha aplicado de forma correcta el tipo penal de prevaricación judicial y considera que sí hay elementos suficientes en los hechos probados para justificar una condena al magistrado. Las acusaciones ejercidas por Diario de Mallorca y José Francisco Mestre, uno de los periodistas cuyo móvil fue incautado, no anunciaron recurso contra la absolución. Europa Press y Blanca Pou sí lo hicieron pero no lo formalizaron ante el Supremo.