La comisaría de Son Gotleu no tiene vehículos. | Ultima Hora

105

«Los sentimos mucho, no podemos atenderle porque no tenemos efectivos en estos momentos. Le pongo en lista de espera. Hay 25 incidencias antes que la suya. Lo siento mucho, no podemos hacer nada. De verdad que lo siento». Esta es la respuesta de la impotencia policial de una teleoperadora de la central telefónica policial del 092.

No se trata de un hecho aislado. Todos los viernes, sábados, domingos y vísperas de festivos la Policía Local de Palma sufre un déficit de efectivos sin precedentes. De hecho, según informaciones internas del cuerpo policial, nos encontramos ante una situación «dramática» con casi 200 o 300 agentes operativos menos de los establecidos en los ratios de seguridad policial.

Otro de los puntos más problemáticos es la falta de vehículos. En la imagen que ilustra este artículo puede observarse la flota disponible de coches y motos de policía en la comisaría de Levante (Son Gotleu). En numerosas ocasiones, otras áreas municipales tienen que ceder a los agentes sus coches. Este hecho provoca situaciones muy extrañas, tales como que los policías acudan a servicios con vehículos sin rotativos (sirenas) y rotulados con emblemas de Urbanismo, Movilidad, deportes, etc...

En relación al refuerzo de verano, los policías locales mantienen un pulso con la regidora Joana Maria Adrover. Los funcionarios no quieren hacer horas de refuerzo porque el Ajuntament de Palma les debe aún las del año pasado. Hasta el momento, el número de voluntarios es irrisorio.