Madrid

Mata a su mujer de un fuerte golpe en la cabeza y avisa al 112 diciendo que se había atragantado con una espina

| Madrid |

Valorar:

Agentes de Policía Nacional han detenido en la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz a un varón de 37 años y nacionalidad rumana como presunto autor de un delito de homicidio sobre su pareja, de 31, han informado fuentes de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Ese nuevo caso mortal de violencia machista ocurrió en la madrugada del día 13, cuando el arrestado realizó una llamada al 112 manifestando que su pareja se había atragantado con una espina. Hasta el lugar, una nave situada en la calle Polo Sur número 20, acudió una ambulancia del Summa-112, cuyos sanitarios a las 2.06 horas a la víctima, que presentaba un traumatismo craneoencefálico severo, sangrados por el oído y dificultad respiratoria, ha informado a Europa Press un portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid.

La mujer fue trasladada e intubado al Hospital de Torrejón con pronóstico grave, donde quedó ingresada. Los médicos fueron quienes posteriormente llamaron al 091 indicando que la víctima se encontraba en coma con lesiones incompatibles con la vida por fractura craneal.

Los investigadores del Grupo V de Homicidios, tras tomar declaración a testigos, por las manifestaciones incongruentes de la pareja y tras analizar el lugar donde pudieron transcurrir los hechos arrestaron al varón que en este miércoles pasó a disposición judicial.

La mujer de 31 años y nacionalidad rumana finalmente falleció en el hospital en la tarde de ayer tras entrar en coma. Los hechos continúan bajo investigación por parte del Grupo V de Homicidios de esta Jefatura. El supuesto homicida no tenía antecedentes previos por violencia de género ni órdenes de alejamiento sobre la víctima.

Según fuentes policiales, la pareja trabajaba juntos en esa nave exportando e importando mercancía con Rumanía. Esa noche cenaron allí en una barbacoa pero después se marcharon juntos en coche a un lugar aún por averiguar.

Allí el hombre habría agredido a la mujer y la había introducido inconsciente en la parte detrás del coche, sacándola en brazos para depositarla en la zona de la barbacoa de la nave, según ha indicado un testigo a la Policía. Desde allí llamó a los servicios de emergencias.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.