21

La Policía Local de Calvià desbarató una fiesta ilícita que trabajadores de temporada de Magaluf organizaban en un chalet de Costa de la Calma por medio de la red social Facebook, indicó el Ayuntamiento este lunes.

Los agentes constataron que ese evento infringía la normativa al carecer de autorización o licencia, y que además suponía crear una situación de riesgo de contagio del coronavirus.

El precio de la entrada a esta fiesta que se anunciaba para el sábado como «pool party» con la imagen de una piscina y un flotador de unicornio, era de 35 euros, y la versión VIP costaba 100 euros.

Nueve policías acudieron a primeras horas de la tarde al chalet, y una vez allí constataron que se celebraba una gran fiesta con cerca de centenar de personas y que se consumía alcohol en grandes cantidades, había altavoces, un DJ, y un datáfono.

Según el Ayuntamiento, los organizadores de la fiesta pueden ser sancionados con una multa que va de los 30.001 euros a 300.000 euros. Además, la Policía levantó cinco actas por tenencia de sustancias, una de ellas era óxido de dinitrógeno o gas de la risa.

Sin embargo, los agentes no consiguieron identificar a los individuos propietarios de la droga, a los que se les sancionaría con una multa de 600 euros.

Por otra parte, los agentes policiales han denunciado este fin de semana 23 jóvenes para incumplir las normativas mientras estaban reunidos en espacios públicos.