La vista se celebrará en una sala de lo Penal de los juzgados de Vía Alemania. | A. Sepúlveda

9

Un joven se enfrenta a una pena de dos años de prisión por romper la nariz a un chico de un puñetazo en el interior de una discoteca de Palma después de que ambos discutieran.

El ministerio público, además, pide que el imputado, de nacionalidad española, indemnice al perjudicado en 1.765 euros por las lesiones ocasionadas. Los hechos que serán juzgados en los próximos días se remontan a la madrugada del 9 de agosto de 2019.

Según relata la Fiscalía en su escrito de acusación, el agresor lanzó una botella contra un grupo de personas, entre las que se encontraba la víctima. Este le recriminó la acción y el acusado, de 20 años, y que cuenta con antecedentes por hechos similares, reaccionó de manera violenta. Le dio un empujón, dos bofetones y posteriormente fuertes puñetazos en la cara y patadas por todo el cuerpo. Una tercera persona pudo separarlos y que la cosa no acabase aún peor.