La mujer fue trasladada al hospital Son Espases. | Pilar Pellicer

9

Un agente de la Policía Nacional salvó, el pasado sábado, a una mujer de morir ahogada en la Playa de Palma.

Los hechos sucedieron, en torno a las 17.20 horas, a la altura del Balneario 8, cuando un agente libre de servicio se encontraba junto con sus hijos y su esposa en la playa, observando como a unos 20 metros de la orilla había una mujer flotando boca abajo.

El policía indicó a su mujer que se quedase con sus hijos y avisara a los servicios de emergencias, saliendo apresuradamente al auxilio de la mujer, que en esos momentos no se movía. Al llegar a su encuentro le cogió del brazo y la giró, comprobando que estaba inconsciente, echando agua por la boca y no reaccionando a las palabras del agente, por lo que la cogió por los brazos y la sacó del agua hasta la orilla.

Tras llevarla hasta la orilla pudo observar que esta mujer continuaba inconsciente, no respiraba, tras lo que comenzó a practicarle la maniobra de reanimación a la vez de que avisó a su esposa y otros bañistas para que avisara al socorrista de la torre más cercana.

Durante varios minutos el agente llevó a cabo la reanimación, hasta que la víctima empezó a respirar débilmente por lo que se la colocó en posición lateral de seguridad, acudiendo al lugar el socorrista de la zona que requirió la presencia de una ambulancia.

Instantes después se personó una ambulancia que prosiguió con la reanimación, trasladando a la mujer posteriormente hasta el hospital de Son Espases. Quedó ingresada y ya está fuera de peligro. Los familiares han querido destacar el trabajo del funcionario policial.