11

La polémica arrancó en Minneapolis, capital de Minnesota, aunque en estos momentos ya ha recorrido todos los rincones de los Estados Unidos y medio mundo. Un vídeo muestra claramente como un agente de policía blanco mantiene a un hombre afroamericano reducido en el suelo, con su rodilla oprimiéndole el cuello. A pesar de que este avisa en reiteradas ocasiones que no puede respirar, el policía hace caso omiso. El detenido acaba muriendo, y suscita la enésima polémica de brutalidad policial, una lacra que en los Estados Unidos se ceba especialmente contra la población de minorías como la raza negra.

Muchos son los que se han pronunciado al respecto de este suceso. Al parecer el policía le exigía que se subiera al coche, y él le contestaba que no podía.

El fallecimiento de George Floyd ha suscitado protestas indignadas de masivo seguimiento en la zona, y algún que otro incidente, como el que también se ha mostrado en las redes sociales, en el que los manifestantes destrozan un coche policial.

El alcalde de la ciudad de Minneapolis manifestó que el hecho de ser negro no debería ser motivo para morir. El cuerpo policial ha abierto una investigación y ha tomado medidas contra cuatro agentes, supuestamente involucrados en la detención de Floyd.