37

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, se ha saltado este domingo el estado de alarma en Valencia y ha permitido que entrase una aglomeración de gente a la basílica.

La fiesta de la Virgen de los Desamparados no podía celebrarse, como ocurre con todas las celebraciones públicas, religiosas o no, debido al estado de alarma por la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, según un vídeo que han compartido en redes sociales y confirma eldiario.es, las puertas del templo se han abierto para llevar a cabo la celebración religiosa en honor a la patrona de Valencia. El hecho de que los allí presentes esperasen que saliera la Virgen, al ver las puertas abiertas, ha hecho que se creasen grandes aglomeraciones de gente.

Agentes de la Policía Local y de la Policía Nacional han procedido al cierre de la basílica tras lo sucedido.