La policía coge al vuelo al delincuente que se quería lanzar de un cuarto piso en Palma

| | Palma |

Valorar:
preload
Momento en que la policía sube a la terraza al hombre que intentaba escapar.

Momento en que la policía sube a la terraza al hombre que intentaba escapar.

Policía Nacional

Jesús, Borja y Toni nunca olvidarán la actuación que tuvieron que realizar en un piso okupa ubicado en la calle Antoni Frontera de Palma.

«Faltaban unos minutos para acabar el turno y ya nos dirigíamos a nuestra base cuando escuchamos por la emisora una llamada que informaba de unas amenazas y agresión de varias personas con arma blanca en un conocido edificio ocupado. La central del 091 envió un zeta, pero nosotros decidimos acercarnos en apoyo de los compañeros porque conocemos el lugar y la problemática de los residentes del lugar», apunta Borja, el inspector de los Rayos (Unidad Motorizada de la Policía Nacional).

A su llegada, los requirentes manifestaron que el agresor había llegado muy alterado porque le habían robado su teléfono móvil y había agredido a dos personas, al parecer, una de ellas con unas tijeras. Además, varios testigos apuntaban que el sospechoso llevaba un destornillador.

«La situación era muy tensa porque mientras el autor estaba intentando apuñalar a sus compañeros de piso, les amenazaba de muerte, presentando ambos heridas leves, uno en la mano y otro en el abdomen», señala unos de los agentes actuantes. Los policías se introdujeron en el edificio y observaron por el hueco de la escalera al supuesto agresor, en el tercer piso, esgrimiendo un destornillador. «En ese momento tratamos, sin éxito, de que el hombre depusiera su actitud ya que en todo momento nos decía que tendríamos que subir a buscarlo, mientras seguía subiendo escaleras hasta que alcanzó la azotea del edificio», señala Jesús, uno de los policías de la Unidad de Rayos.

En ese momento, solicitaron refuerzos y con la ayuda de escudos, lograron acceder a la terraza. «Una vez allí arriba, el panorama era terrible. Nos encontramos al hombre –de 1,80 y unos 85 kilos– colgado de la cornisa a una altura aproximada de una quinta planta. Es decir, entre 15 y 20 metros de altura. Justo en ese momento, intentamos hablar con él para que no saltara, pero hizo caso omiso y se dejó caer. En ese instante, apoyado en un pequeño murete cogimos literalmente al vuelo al delincuente», comenta, visiblemente emocionado Jesús, protagonista de esta historia. Sus compañeros corrieron en su ayuda. El hombre en todo momento oponía una gran resisentencia. De hecho, intentaba arrastrar a los policías para que cayeran con él al vacío.

«Finalmente, entre todos conseguimos sacar fuerzas de flaqueza y poner a salvo al ahora detenido», concluyen los funcionarios policiales. El hombre fue detenido, pero los policías lograron salvarle la vida.

Conflictivo edificio ocupado donde se registran muchas peleas

Los vecinos de s’Escorxador de Palma y, más concretamente los de la calle Antoni Frontera, padecen desde hace tiempo la problemática que genera un conflictivo edificio ocupado. Peleas, riñas, agresiones con armas blancas, olores, ruidos y acumulación de basura están a la orden del día.

Los policías reconocen que han tenido que intervenir en varias ocasiones por las disputas de los indigentes y toxicómanos que residen en su interior.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

esesoyyo
Hace 5 meses

No le habian robado el movil, solo lo estaban okupando. No es lo mismo quitar cosas a que te las quiten, verdad?

Valoración:5menosmas

Quasimodo
Hace 5 meses

Por eso yo no doy nada a esas organizaciones. Si se de un vecino que lo pasa mal intento ayudarle, pero si con mi dinero tengo que alimentar a esa gente, pues va a ser que no. Hay gente que lo pasa muy mal y para ellos debería ser la ayuda, no para cuatro vagos.

Valoración:21menosmas

Salva
Hace 5 meses

Pues ya le puede estar agradecido este pollo a los Srs policías, que además realizaron una extraordinaria labor

Valoración:14menosmas

Oscar
Hace 5 meses

Si es el que está haciendo esquina al lado de la escuela de inglés, tampoco lleva tanto ocupado... Eso sí, lo triste es que no se les pueda echar, mientras tanto ayer subían cargados de víveres que repartía la cruz roja en una furgo aparcada en frente.... Casa gratis, comida gratis, violencia, peleas, ruidos, agresiones

Valoración:31menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1