Los policías encontraron la droga en una caja de cereales. | Policía Nacional

14

Uno de los dos jóvenes detenidos en Manacor con 1.000 pastillas de éxtasis en una bolsa de cereales salió este martes de la cárcel tras pagar 10.000 euros de fianza. Solo ha estado dos días en prisión preventiva. El otro arrestado seguirá encarcelado si no abona la fianza.

La Policía Nacional detuvo a los dos jóvenes en un control rutinario que tuvo lugar el pasado 24 de abril en la calle Esperança. Los agentes observaron a dos chicos desaliñados caminando, uno al lado del otro, a punto de entrar en un domicilio. Uno de ellos portaba una riñonera azul muy abultada y otro llevaba una caja de cereales de Carrefour de 500 gramos.

Los policías los identificaron y el joven que llevaba la caja de cereales salió corriendo, pero la agente lo interceptó enseguida y le pidió que le entregara la caja de copos de trigo integral con virutas de chocolate. En el interior había una bolsa perfectamente cerrada con los cereales y otras dos bolsitas del tamaño de un puño con pastillas de color rosa en forma de nube. Eran 1.000 comprimidos de éxtasis.

El sospechoso volvió a huir corriendo por la calle Artà en dirección a la Plaça d’en Joan March y en ese mismo instante el otro chico arrojó su riñonera con 650 euros debajo de un coche. Los policías consiguieron alcanzar al que se dio a la fuga en el cruce de la calle Capdepera con Artà y lo detuvieron por un delito de tráfico de drogas.

El juez de Instrucción 3 de Manacor, Javier Burgos, que se encontraba en funciones de guardia, ordenó el ingreso en prisión de los dos jóvenes, uno de ellos defendido por Miguel Ángel Ordinas, bajo fianza de 10.000 euros. El que llevaba la caja de cereales pagó este martes. El de la riñonera sigue en la cárcel.