La Policía Nacional arrestó al sospechoso el mismo día de los hechos. | A. Sepúlveda

1

Un hombre, de nacionalidad española, se enfrenta a una pena de trece años y medio de prisión por dos violentos asaltos en Palma a punta de cuchillo la noche del 19 de agosto de 2019.

El acusado, que se encuentra entre rejas desde el mismo día de los hechos, está acusado de varios delitos, entre ellos el de robo con violencia y uso de instrumento peligroso y lesiones.

Los hechos que serán juzgados se remontan al 19 de agosto del pasado año. Tal y como reza el escrito de acusación pública, minutos después de la medianoche, el imputado se dirigió a un hombre que paseaba por la calle Rector Petro de la capital balear y le exigió que le diera todo lo que llevaba encima. El varón se negó y en ese momento el reo empezó a lanzarle puñaladas con un cuchillo de grandes dimensiones, consiguiendo clavárselo en tres ocasiones. El acusado se apoderó de una bandolera de la víctima. Esa misma noche, sobre las 5.00 horas, acudió a un local de juego, tapándose la cara con una bufanda, y le dijo al encargado que le entregara lo que había en la caja al tiempo que le mostraba el mismo cuchillo de su primera fechoría en una mano y dos jeringuillas en la otra. En ese instante varios clientes del establecimiento empezaron a lanzarle objetos al delincuente. Uno de ellos intentó inmovilizarlo y sufrió heridas en una mano.

Por todo ello el imputado será juzgado próximamente en Vía Alemania. Por el primer asalto se le piden nueve años de prisión y cuatro y medio por el segundo.