Los comisarios Gonzalo Espino y José Luis Santafé durante uno de los controles de la Policía Nacional en la antigua plaza teniente coronel Franco. | Redacción Sucesos

6

Todo listo para cazar a los infractores durante el estado de alarma. Sin piedad. La Guardia Civil y la Policía Nacional, apoyados por todas las policías locales de la Isla, han puesto en marcha un gigantesco dispositivo para evitar que los mallorquines acudan a su segunda residencia durante estas fiestas de Semana Santa. Y nada mejor para controlar el éxodo que recordar el importe de las multas: de 600 a 30.000 euros.

El cabo Francisco Molina, portavoz de la Comandancia palmesana, informó que «durante estos días de Semana Santa la Guardia Civil va a continuar con los controles y puntos de verificación encaminados a evitar desplazamientos de conductores a sus segundas residencias, que no están permitidos». A los conductores que sean cazados sin justificación para moverse «se les sancionará y se les devolverá a sus domicilios», añadió.

PALMA.

En cualquier caso, Molina agradeció «el comportamiento de toda la sociedad y, salvo excepciones, la ciudadanía está siendo ejemplar y muy solidaria. Queremos recordar que la forma de acabar con los contagios es quedarse en casa. De esta forma, te proteges tú y proteges a los demás».

Noticias relacionadas

Controles policiales

Policía Nacional

Por su parte, el inspector Alejandro Becerra, portavoz de la Jefatura palmesana, indicó que «la Policía Nacional va a incrementar estas fiestas los controles en Palma y Manacor (que son sus demarcaciones). No se va a permitir el desplazamiento a las segundas residencias. Sólo casos justificados, como dar de comer a los animales. Y el tiempo mínimo imprescindible».

Becerra agregó que «pedimos, por tanto, responsabilidad y solidaridad para conseguir disminuir el número de contagios, ya que en esta lucha estamos todos. No podemos relajarnos». Al igual que el cabo Molina, agradeció la respuesta ciudadana: «Agradecemos a los ciudadanos, pero es necesario seguir confinados en los domicilios y no bajar la guardia».

La Policía Local de Palma también montará en Semana Santa un amplio dispositivo con decenas de controles para disuadir a los conductores que pretenden salir de la capital hacia la Part Forana. Con los infractores serán inflexibles. Pueden llover multas.

Los dos jefes del CNP participan en los controles

El jefe superior de Policía, Gonzalo Espino, y el segundo responsable de la Jefatura palmesana, José Luis Santafé, están participando en persona en los controles de estos días.

Como si fueran unos agentes más, los dos máximos mandos del CNP hablan con conductores interceptados y supervisan los puntos de control. En la Guardia Civil, los mandos también están volcados en el estado de alarma.

Controles policiales.jpg