Imagen de un control de la Guardia Civil en la Vía de Cintura de Palma. | ALEJANDRO SEPULVEDA

11

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en coordinación con las policías locales del archipiélago, han levantado 1.390 actas administrativas por desobediencia en Baleares entre el viernes y el sábado por incumplimientos de las restricciones del decreto de alarma por la COVID-19.

La mayoría de las propuestas de sanción se deben a personas que van por la calle o circulan en coche sin causa justificada y no atienden a las repetidas indicaciones de los funcionarios policiales, ha detallado la Delegación del Gobierno en Baleares.

Los agentes interpusieron el sábado 663 denuncias por desobediencia en el archipiélago y casi la mitad, 313, tuvieron lugar en Palma.

El viernes, Policía Nacional, Guardia Civil y las policías locales levantaron 727 actas administrativas en las islas, con hasta 346 infracciones por desobediencia en Palma.
Por otro lado, en las carreteras del archipiélago prosiguen los dispositivos de vigilancia para evitar desplazamientos innecesarios y traslados a segundas residencias.

Los agentes efectuaron el sábado cerca de 400 controles, muchos de ellos a la salida de las ciudades, que se saldaron con más de 5.000 personas identificadas y 4.500 vehículos supervisados.

La gran mayoría de los conductores demostró su solidaridad y compromiso social con las medidas acordadas en el Real Decreto 463/2020, por el que se declara el estado de alarma.

La Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía Local de Palma detuvieron el sábado a 12 personas (7 en Ibiza y 5 en Mallorca), por desobediencia reiterada a agentes de la autoridad por incumplir las restricciones decretadas para contener la pandemia del coronavirus.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han extremado aún más este fin de semana los dispositivos de vigilancia en la vía pública para garantizar el confinamiento en casa porque el confinamiento es la máxima protección frente a la pandemia y su objetivo es evitar la propagación de la COVID-19 y ayudar así a salvar vidas.

La vigesimosegunda jornada de restricciones está transcurriendo este domingo sin incidencias relevantes en el archipiélago, salvo casos excepcionales.