Imagen de un control de la policía local, durante el estado de alarma por coronavirus. | Efe

23

La Policía Local de Sevilla detectó un vehículo que circulaba haciendo eses por una avenida de la ciudad y al darle el alto comprobó que en él viajaban ocho personas, cinco de ellas niños, además de que tenía la ITV caducada, una rueda pinchada y los faros rotos.

A través de sus redes sociales, la Policía ha informado de que a las 19.00 horas de ayer domingo, una patrulla que participaba en el dispositivo desplegado para la vigilancia del cumplimiento de las medidas del estado de alerta contra el coronavirus observó por la avenida de la Cruz del Campo un vehículo que circulaba de forma irregular.

Cuando le dieron el alto comprobaron que tenía la ITV caducada, que llevaba una rueda pinchada y los faros rotos y, en su interior, además de la conductora, de 25 años, viajaban dos mujeres más, de 28 y 30 años, así como cinco menores de edad, de 9, 8, 3 y 2, así como un bebé de 15 días de vida.