Uno de los momentos del control policía llevado a cabo en la Avenida Argentina de Palma. | Juan P. Martínez

9

La Policía Local de Palma se ha desplegado esta tarde en distintas zonas de la capital balear para vigilar los desplazamientos en vehículo. No se permite que ningún coche lleve a dos o más personas sin causa justificada. Esta violación puede conllevar una sanción económica de hasta 600 euros.

Uno de los puntos donde se ha efectuado uno de los controles ha sido la otrora concurrida Avenida Argentina, que este martes parecía más un escenario de la película Silent Hill. Allí los agentes han estado deteniendo a los vehículos para cerciorarse que viajaba una sola persona o en el caso de que hubiera más de una fuese por uno de los motivos que contempla el decreto de estado de alarma.

Cabe recordar que el estado de alarma obliga a ir por las calles de manera individual y sólo para causas muy determinadas como ir al trabajo, a la farmacia, a un centro sanitario, a comprar alimentos o a cuidar de una persona dependiente.