El acusado, durante el juicio que se celebró en la Audiencia de Palma. | A. Sepúlveda

12

Un padre ha sido condenado a dos años de cárcel por enseñar pornografía a su hija de cuatro años en Palma. El tribunal de la Sección Primera de la Audiencia Provincial ha absuelto al hombre de un delito de abusos sexuales a la niña. El acusado, de 49 años y nacionalidad española, indemnizará a la víctima con 6.000 euros por los daños morales ocasionados.

La sentencia recoge que los hechos tuvieron lugar desde 2013 hasta noviembre de 2016. El procesado mostraba a su hija vídeos e imágenes de pornografía que tenía en el ordenador y en el teléfono móvil, lo que provocó en la menor conductas sexuales inadecuadas para su edad.

Tocamientos

Los jueces indican que no ha quedado acreditado que el hombre efectuara tocamientos en el pecho y en los genitales a su hija ni que la pornografía se hubiera elaborado con menores de edad.

La Policía Nacional intervino el ordenador y el teléfono móvil del acusado y encontró 6.690 imágenes y vídeos de pornografía, la mayoría infantil. Algunas imágenes, no obstante, habían sido borradas.

El tribunal condena al hombre a un año de prisión por posesión de pornografía infantil y a otro año por exhibir material pornográfico a su hija. El procesado no podrá acercarse ni comunicarse con la víctima durante 5 años. La Fiscalía pedía 14 años de cárcel para el sospechoso, defendido por el abogado Bernat Garí Mulet, por un delito continuado de abuso sexual a menor de 16 años, exhibición de pornografía infantil a menor de edad y tenencia de material pornográfico.

La niña, que ahora tiene 7 años, declaró en el juicio que su padre le enseñaba vídeos «de chicas, en la cama, que no estaban vestidas». El fallo señala que el hombre le dejaba el móvil a pesar de ser conocedor de su contenido.