La acusada, en el juicio. | Guillermo Esteban

14

Una mujer ha aceptado multas que suman 608 euros por agredir a dos policías el año pasado en Palma. La acusada se declaró culpable de un delito de resistencia grave a la autoridad y dos leves de lesiones en el juicio celebrado ayer. Tendrá que indemnizar a los agentes con 90 y 120 euros, respectivamente, por las lesiones causadas. La jueza tuvo en cuenta la atenuante de alteración psíquica. La fiscal reclamaba una condena de medio año de cárcel para la mujer, pero este jueves rebajó su petición tras llegar a un acuerdo con el abogado defensor, Javier Llop.

Los hechos se produjeron sobre las 20.00 horas del 2 de marzo. La mujer acudió a la Jefatura Superior de Policía para interponer una denuncia y aparcó su coche en una zona reservada para vehículos oficiales.

Dos agentes le dijeron que no aparcara allí, pero la acusada les insultó y no les hizo caso. Al regresar de la comisaría volvió a increparles llamándoles «perros asquerosos». Cuando uno de los funcionarios la agarró por el brazo para introducirla en dependencias policiales la encausada le propinó una bofetada. La mujer quedó arrestada y fue conducida ante el policía que se iba a encargar del atestado. Fue entonces cuando le dio un fuerte tirón del brazo y le retorció la muñeca intentando morderle.