Barcelona

Catorce detenidos, varios de ellos menores, por robos violentos en zonas turísticas de Barcelona

| Barcelona |

Valorar:
preload
El grupo se había especializado en el robo de teléfonos móviles y relojes de alta gama.

El grupo se había especializado en el robo de teléfonos móviles y relojes de alta gama.

Mossos d'Esquadra

Agentes de la División de Investigación Criminal (DIC) de los Mossos d'Esquadra han detenido a catorce personas, cuatro de ellos menores, que formaban parte de una organización criminal dedicada a los robos, violentos y con fuerza, en zonas turísticas de Barcelona.

En la lucha contra la multirreincidencia en la ciudad de Barcelona en septiembre de 2019 los Mossos detectaron un grupo de chicos jóvenes con antecedentes policiales y procedimientos en común relacionados con delitos contra el patrimonio, especialmente dedicados a los robos con violencia en la vía pública y que residían en casas ocupadas de la zona de Trinitat Vella. Por otra parte también se observaron que tenían vinculaciones delictivas con menores de edad tutelados por la Direcció General d'Atenció a la Infància i l'Adolescència (DGAIA).

Las pesquisas policiales permitieron relacionar el grupo criminal investigado con un total de 61 hechos delictivos cometidos desde el año 2018, la mayor parte de los cuales robos con violencia en zonas turísticas de Barcelona.

Los investigados se dividían en grupos de tres o cuatro personas que se coordinaban y recorrían las calles en busca de víctimas potenciales, especialmente de turistas. Los agentes constataron que los ladrones solían hacer tirones de cadenas o teléfonos móviles con la cobertura del grupo aunque, en ocasiones, utilizaban técnicas más agresivas como el estrangulamiento o la agresión física para apropiarse de las pertenencias de la víctima.

Una vez consumado el robo huían y escondían los objetos, ya fuera en las casas ocupadas o en centros de menores donde estos los custodiaban hasta que les daban salida a través de una red de receptadores de la zona del Raval. Los beneficios obtenidos los repartían entre los diversos miembros del grupo aunque no hubieran participado directamente en los hechos.

Últimamente, se había detectado que habían comenzado a especializarse en los robos de relojes de lujo. En el curso de la investigación llegaron a cometer un robo violento de un reloj de alta gama a un turista que vendieron posteriormente por valor de 11.000 euros, dinero que los investigadores pudieron recuperar.

De este modo el pasado 9 de marzo se llevó a cabo un dispositivo policial con siete entradas y pesquisas, dos de las cuales en casas ocupadas en los distritos de Sant Andreu y Nou Barris que servían como punto de reunión y pernoctación a los miembros del grupo investigado.

Por otra parte se registraron las dependencias de dos centros de menores ocupadas por menores de edad y los domicilios de tres receptadores que adquirían habitualmente los objetos sustraídos por el grupo, especialmente joyas y teléfonos móviles. En relación con los teléfonos móviles de alta gama se constató que los receptadores los enviaban a Marruecos por diversas vías, actividad que les reportaba grandes sumas de dinero con pagos por valor de hasta 13.000 euros por los terminales sustraídos.

Fruto de las entradas y pesquisas han podido recuperar 66 teléfonos de alta gama con un valor aproximado de 40.000 euros, varios relojes de lujo, dinero en efectivo, cadenas de oro y dispositivos electrónicos, así como patinetes eléctricos y bicicletas posiblemente sustraídas, entre otros objetos.

La investigación continúa abierta dado que los objetos intervenidos durante el dispositivo policial se podrían desprender otros hechos delictivos o personas que pudieran estar involucradas. A los integrantes del grupo se les acusa de delitos de pertenencia a grupo criminal, robos con violencia, robos con fuerza, lesiones y receptación, entre otros. El resto de detenidos pasarán a disposición judicial próximamente.