Los hechos ocurrieron de madrugada en el Paseo Marítimo, en Palma. | Redacción Sucesos

53

«Sí, hemos sido nosotros. Pero somos menores, así que no podéis hacernos nada». Con esta chulería cuatro adolescentes detenidos ayer por la Policía Nacional reconocieron ser los autores de tres atracos casi consecutivos a otros tantos chicos en el Paseo Marítimo, en Palma.

La banda agredió a las víctimas y se apoderó de sus teléfonos móviles o de su dinero. En uno de los casos, el chico agredido les explicó que no llevaba billetes encima, pero ellos le acompañaron a un cajero automático, para que lo sacara con una tarjeta.

Alarma

La oleada de robos con violencia provocó de madrugada cierta alarma en la zona y cuando las patrullas policiales llegaron varios jóvenes se acercaron, para explicar que habían sido víctimas de la pandilla o podían aportar datos sobre ellos, según informaron testigos presenciales a este diario.

Los agentes iniciaron una búsqueda y finalmente detuvieron a los cuatro implicados, que tienen entre 15 y 17 años y que no paraban de jactarse de que eran menores: «Ya sabéis lo que hay». Los pandilleros quedaron en libertad por motivos de su edad y ahora se investiga si hubo más atracos.