Condenado un septuagenario a dos años de cárcel por abusos a su nieta menor de edad en Palma

| Palma |

Valorar:
La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares ha condenado a un septuagenario.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares ha condenado a un septuagenario.

Guillermo Esteban

«Me siento culpable, arrepentido y avergonzado. No quiero declarar nada». Un hombre ha admitido una condena de dos años de cárcel por abusos sexuales a su nieta menor de edad en Palma en 2018. El acusado, de unos 70 años y nacionalidad española, se ha declarado culpable en un juicio celebrado en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial.

El tribunal ha tenido en cuenta la circunstancia atenuante de reparación del daño después de que el padre de la víctima e hijo del procesado haya aceptado las disculpas. «Mi situación es muy complicada porque si actuaba de una manera era un mal hijo y si lo hacía de otra era un mal padre. Yo no tengo ningún interés de que mi padre vaya a la cárcel», ha dicho el padre de la perjudicada, que tenía 12 años cuando se produjeron los hechos.

El septuagenario no podrá comunicarse ni aproximarse a menos de 100 metros de la víctima durante cinco años. Los jueces le han impuesto, además, una medida de libertad vigilada por un plazo de cuatro años y que realice programas formativos de educación sexual.

El acusado ha reconocido que los fines de semana acudía al domicilio en el que vivía la menor. Algunos sábados pernoctaba en la vivienda y el 11 de febrero se encontraba a solas con la niña en el salón. El septuagenario le pidió que se acercara a él para darle un abrazo y comenzó a acariciarle los brazos hasta llegar a tocarle el pecho por encima de la camiseta. La menor se zafó de inmediato.

Minutos después, el abuelo empezó a tocarle las piernas dirigiéndose a la zona genital, pero no la llegó a alcanzar ya que la víctima se fue del salón y se refugió en el baño. Una vez allí, avisó a su padre para que fuera a buscarla. La perjudicada, a consecuencia de estos hechos, ha sufrido afectación emocional y ha necesitado tratamiento psicológico.

La Fiscalía reclamaba al principio del proceso judicial una condena de cinco años de prisión para el hombre por un delito de abuso sexual a menor de 13 años. El fiscal ha rebajado su petición esta mañana tras alcanzar un acuerdo con la abogada defensora del acusado y después de escuchar su confesión y la declaración del padre de la víctima.