5

El senador de Vox por Ceuta Juan Ros Alcalde está siendo investigado por la Guardia Civil por una agresión sufrida por su pareja, que tuvo que ser hospitalizada, en un domicilio de Alhaurín de la Torre (Málaga), según han informado fuentes próximas al caso.

Los hechos ocurrieron este martes y, según las citadas fuentes, el senador dijo en principio a la Guardia Civil, que acudió a ese domicilio tras un aviso del 112, que la mujer, de 61 años, se había caído accidentalmente por la escalera, aunque posteriormente, según publica eldiario.es, reconoció la agresión.

Por su parte, fuentes del hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria de Málaga han informado de que la mujer, con lesiones en cara y el cuerpo, permanecerá en el área de observación de urgencias, a la espera de su evolución y de conocer el resultado de las pruebas diagnósticas.

Dicho centro sanitario ha activado el protocolo establecido en casos de presunta violencia machista, según las fuentes, que han añadido que la mujer se encuentra custodiada por efectivos de la Guardia Civil.

Del caso se ha hecho cargo el Juzgado de Violencia contra la Mujer número 1 de Málaga.
El Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC), con dos diputados en la Asamblea de Ceuta, ha exigido la inmediata dimisión del senador y ha dicho que en un comunicado que «una persona con estos valores no puede ser representante de la gente de Ceuta ni un segundo más».

Vox Ceuta ha eludido hacer comentarios al respecto aunque fuentes próximas al partido han señalado que el senador ha negado haber agredido a su mujer.

Suspendido de militancia

Por su parte, Vox ha suspendido de militancia al senador. La formación encabezada por Santiago Abascal ha anunciado su suspensión de militancia este miércoles a través de un mensaje difundido en la cuenta de Twitter del grupo parlamentario de Vox en el Congreso.

«En Vox hemos suspendido inmediatamente de militancia al senador acusado de agredir a su mujer», se afirma en este mensaje, en el cual se alude a renglón seguido a la condena por malos tratos del que fue presidente del PSE, José Luis Eguiguren, en 1992.

Agrega Vox que en el PSOE «llevan 29 años con Eguiguren condenado en firme por darle una paliza a su mujer sin que le hayan todavía expulsado», y concluye el tuit: «Unos tardan más que otros».

Nada más conocerse que Ros Alcaide estaba siendo investigado por la Guardia Civil, que no pudo detenerlo debido a su inmunidad parlamentaria, el portavoz del PSOE en el Congreso, Ander Gil, pidió la renuncia a su acta de senador, exigencia a la que se ha sumado Junts per Catalunya.