Penalva y Subirán, en el Tribunal Superior. | Pere Bota

15

El abogado defensor del juez Manuel Penalva y el fiscal, Miguel Ángel Subirán, ha pedido al TSJB que obligue a que las acusaciones particulares que actúan se su contra se unan bajo una misma representación procesal. En la causa en la que se investigan irregularidades en la instrucción del ‘caso Cursach’ y sus derivadas hay personadas 29 acusaciones diferentes, casi todas de distintos investigados en estas piezas, entre ellos Bartolomé Cursach, Bartolomé Sbert, varios policías locales o Álvaro Gijón y su familia. Penalva y Subirán aluden en su petición a criterios de economía procesal.
El escrito ha sido impugnado por la Fiscalía Anticorrupción, que pide que se deniegue esta posibilidad y por las acusaciones particulares en masa. Todas ellas argumentan que son víctimas de los posibles delitos y que les afectan hechos muy diversos dentro de la instrucción. Ahora será el magistrado instructor, Carlos Gómez, quien tenga decidir.
En paralelo, las acusaciones particulares ultiman escritos para reclamar al tribunal la práctica de diligencias de prueba. El primero en registrar una de estas peticiones ha sido la representación de Álvaro Gijón quien ha solicitado una batería de declaraciones testificales en torno a la instrucción del ‘caso ORA’, entre ellas las de sus familiares. También ha pedido una nueva declaración de la madame.