Condenado por intentar quemar la puerta de unos vecinos en Palma y agredirles poco después

Palma |

Valorar:
preload
El acusado en una sala de lo Penal de los juzgados de Palma.

El acusado en una sala de lo Penal de los juzgados de Palma.

Redacción Sucesos

Un problema con el agua comunitaria en una finca de Palma pudo acabar en tragedia. Un joven reconoció ayer en un juzgado de lo Penal de Vía Alemania haber intentado prender fuego a la puerta de unos vecinos y agredirles minutos después. Por estos hechos el imputado, de nacionalidad española, aceptó un año de prisión.

Además de la pena de privación de libertada, que quedó suspendida, el procesado no podrá acercarse al edificio, donde vivía con su familia, a menos de cien metros durante los próximos cinco años y tendrá que pagar una multa de 300 euros.

Cóctel molotov

El suceso se remonta a la madrugada del 5 de marzo de 2018. El joven, que había tenido sus más y sus menos con la presidenta de la comunidad a cuenta de un tema relacionado con el agua decidió rendir cuentas con ella. Preparó un artefacto casero, tipo cóctel molotov, y lo colocó en la puerta de la vivienda de su vecina. Instantes después lo hizo prender. El olor a quemado alertó a los moradores. La mujer abrió la puerta y observó el artilugio. Su pareja acudió a sofocar el fuego y llamó a los servicios de emergencia.

Minutos después acudió una dotación de la Policía Nacional para la inspección ocular. Nadie podía imaginar lo que ocurriría instantes más tarde. Cuando los funcionarios abandonaban el edificio, los perjudicados escucharon unos ruidos extraños en la entrada. Abrieron la puerta y se encontraron al acusado agachado junto a la zona que había prendido. Sin mediar palabra el joven la emprendió a golpes con la pareja. Primero agredió al hombre en el rostro y después se ensañó con la presidenta de la comunidad, a quien propinó un fuerte puñetazo en la nariz.

El varón sufrió una irritación cutánea en la cara y abrasiones en el codo. Por su parte la mujer acabó con la nariz fracturada. Gracias a que los policías no habían abandonado la finca acudieron rápidamente al quinto piso, donde se estaba produciendo al agresión y evitaron que el acusado, después de reducirlo, continuara golpeando a las víctimas. El joven tendrá que indemnizar a los perjudicados, defendidos por el letrado Agustín Aguiló, en casi 2.500 euros y no podrá acercarse a ellos durante cinco años ni tampoco al edificio donde residía.

Orden de alejamiento de donde vive

El acusado no podrá acercarse a menos de 100 metros de donde vívía con su familia durante los próximos cinco años. Es parte de la condena que ayer aceptó tras el acuerdo de conformidad al que llegaron las partes y antes de la vista.

Tampoco podrá aproximarse a los dos afectados, que siguen residiendo en el mismo lugar donde ocurrieron los hechos hace poco menos de dos años.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

xis
Hace 8 meses

Justicia patética, pero como seas fiscal jefe y te quiten un reloj entonces otro gallo canta.

Valoración:11menosmas

EF
Hace 8 meses

Intento de homicidio, agresiones y todo queda en multa de 300€ y 100 m. de alejamiento?? eso es todo?? Nadie se da cuenta que la justicia esta rota??

Valoración:11menosmas

Carmen
Hace 8 meses

Justicia de M que barato sale pegar una paliza a alguien como se nota que estos alguien no son jueces ni políticos , condena de risa.

Valoración:15menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1