Vista exterior de los juzgados de Vía Alemania. | S. Amengual

13

Una abogada aceptó este miércoles una pena de cuatro meses de prisión por un delito de apropiación indebida tras quedarse con algo más de 14.600 euros de una clienta, tras una operación inmobiliaria, a finales de 2014.

La letrada, que tiene su despacho en Palma, admitió los hechos y días antes de la celebración de la vista consignó en el juzgado el dinero que hizo suyo y el cual reclamaba la perjudicada.

Impuesto

El 24 de diciembre de 2014 la perjudicada realizó una transferencia a su abogada de 14.685 euros para que, entre otras gestiones, realizara el pago del impuesto de transmisiones de una vivienda adquirida en la calle Caro de Palma. Pero nunca lo hizo ni avisó a la víctima.

Este hecho ocasionó un perjuicio económico a la clienta que había contratado sus servicios, que tuvo que abonar el impuesto con los correspondientes recargos, ascendiendo dicha cantidad a 15.608 euros.