Imagen de la plantación de marihuana hallada por los agentes.

11

La Policía Nacional y en colaboración la Policía Local de Palma detuvieron este lunes a dos personas por tráfico de drogas. Durante la operación, incautaron más de 6 kilos de marihuana (ya dispuesta para la venta) y el desmantelamiento de una complicada instalación de cultivo de marihuana dotada con grandes medidas de ocultación y detección.

Los dos detenidos conformaban un binomio perfectamente conectado en el que las funciones se dividían de forma precisa: uno actuaba como cara visible en el establecimiento del que se dispensaba todo tipo de sustancias relacionadas con la marihuana y el otro, líder y principal ideólogo, se ocupaba de la financiación, la infraestructura, la ocultación de la planta de tratamiento e incluso de la realización de complicados procedimientos de alteración de la droga.

Los agentes de policía que han desarrollado la investigación, especialistas en la lucha contra el tráfico de sustancias estupefacientes, destacan la detención de uno de los principales expertos de la marihuana en Baleares. En el marco de la operación "Draco" y como principal objetivo tras la recepción de varias informaciones sobre un aumento en la venta y consumo de drogas en los alrededores de la Plaza del Tubo de Palma, los agentes habían constatado la venta de drogas en un determinado establecimiento, del que se sospechaba que detrás del mismo podría existir un entramado más complejo.

El punto investigado suministraba ingente cantidad de sustancia estupefaciente, (diferentes variedades, sustancias más elaboradas y otros derivados más potentes...). Los policías recabaron datos y realizaron descubrimientos que llevaron a acreditar la existencia de un segundo varón, el auténtico cerebro del entramado. Un hombre de nacionalidad española de mediana edad resultó ser un auténtico maestro en la materia: estudioso incansable de la marihuana, su conocimiento sobre la misma le había llevado a hacer girar su vida entorno a la producción, tratamiento y venta. Financió el establecimiento de una megaplantación de última generación: diferentes dependencias, división por fases de crecimiento y variedad de marihuana, compartimento de secado e, incluso pequeña instalación de experimentación mecánica.

El cuerpo policial realizó dos entradas y registros en Palma y Costitx y control de las zonas investigadas dieron como resultado la incautación de varios kilos de marihuana dispuesta para la venta. Así descubrieron varias instalaciones de cultivo y tratamiento (con capacidad para más de 500 plantas) y la eliminación de un lugar de estudio y elaboración de sustancias complejas derivadas del cánnabis.

En la misma se hallaron varios invernaderos ocultos de una triple forma: bajo enormes lonas de color negro capaces de evitar la visión de potentes focos de luz y calor activas las 24 horas del día. Las mismas estaban ubicadas en una finca de grandes dimensiones con más de 6.000 metros cuadrados de extensión.