Violación grupal en Mallorca

Trasladan a la víctima de la ‘manada de Corea’ a un centro de la Península

| | Palma |

Valorar:
preload
Uno de los detenidos, con capucha, en el juzgado de Vía Alemania.

Uno de los detenidos, con capucha, en el juzgado de Vía Alemania.

A. Sepúlveda

La víctima de la ‘manada de Corea’ ha sido trasladada a un centro de menores del norte de España. El Institut Mallorquí d’Afers Socials (IMAS) no informó a los padres adoptivos del envío a la Península de la adolescente de 14 años. Los progenitores de la chica, que todavía cuentan con la patria potestad, tuvieron conocimiento del cambio de residencia hace aproximadamente una semana.

La menor contó a una psicóloga del centro de Palma en el que se encontraba que tenía miedo de reconocer a alguno de los implicados en la supuesta violación.

«Gente muy peligrosa»

Aseguró que sabía que alguno tiene juicios pendientes y que le da miedo que le apuñalen porque «son gente muy peligrosa, tanto los del barrio de Son Gotleu como los de Corea», según recoge el atestado de la Unidad de atención a la familia y a la mujer (UFAM) de la Policía Nacional. La adolescente, a finales de diciembre, pidió el traslado a un centro fuera de Mallorca «porque tiene mucho miedo», según declaró la psicóloga a los investigadores.
La presunta violación grupal ocurrió la pasada Nochebuena. La niña se fugó de un centro de menores y acudió a un edificio de Son Gotleu en el que se refugiaba cuando escapaba. Horas después estuvo bebiendo y tomando drogas, según su versión, en un bar de la zona.

Más tarde apareció por allí una amiga a la que idolatraba y la convenció para ir a un piso del barrio de Corea donde se produjeron los hechos denunciados. La Policía Nacional detuvo a seis menores y a un adulto por su presunta participación en la agresión sexual grupal. También arrestaron a la menor que supuestamente la coaccionó para que tuviera sexo con ellos.

Los detenidos afirman que las relaciones fueron consentidas

Los seis menores detenidos explicaron ante la Policía Nacional que las relaciones sexuales fueron consentidas.

El único adulto arrestado, un joven de 19 años, aseguró que se encontraba en el piso en el que supuestamente se produjeron los hechos pero no vio nada. Todos están en libertad.